Eduardo Aldán vuelve a llenar de risas las butacas  del Pequeño Teatro Gran Vía por octavo año consecutivo. Los recuerdos de la infancia española son la base de la obra, escrita y dirigida por él mismo.

Espinete no existe es un monólogo de 90 minutos en los que se habla de la infancia del actor, que es la infancia de cualquier treintañero: los sugus, lo baratas que eran las chucherías del kiosko, la comunión, el material escolar, los cromos, en definitiva, recuerdos que todos añoramos y que Aldán recuerda con humor y dándoles otro punto de vista, como las canciones de Los Payasos de la Tele, que no son tan inocentes como pensábamos.

Pero no todo son recuerdos de la infancia, el actor también nos cuenta con humor experiencias personales como cuando trabajó en el Un, Dos, Tres del año 2004 o los diferentes musicales que han pasado por la Gran Vía en las ocho temporadas que el monólogo lleva en cartel. Junto al actor, aparece en escena un joven regidor para participar en algunos de los momentos hilarantes de la obra. El momento emotivo de la noche viene de la mano de Espinete, un amigo muy importante en la vida del actor.

Una obra perfecta para todos aquellos que pasen por la capital y quieran complementar los días de turismo con una noche de teatro, o para los autóctonos que necesiten una buena dosis de carcajadas. Espinete no existe es un viaje al pasado y, como todo viaje, te deja una sensación de vacío al acabar y con ganas de repetir. 

Anuncios

Quiero decir que...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s