Valor de un sueño

“Una historia de optimismo, una historia sobre el valor de los sueños, y de cómo estos pueden conseguirse tras luchar por ellos y tener confianza”. Así resume Pedro Pérez Martí su nuevo corto, Valor de un sueño, que se encuentra en estos momentos en proceso de rodaje. Hablamos con el director granadino, como ya hiciéramos a finales del pasado año.

Uno de los aspectos importantes para que una historia transmita su esencia es quién la cuenta, por ello un buen casting es esencial en un cortometraje: “El casting lo teníamos claro tanto Migue, el guionista, como yo. En cuanto llegó el guión a mis manos supe que el protagonista debería ser Javier Cidoncha, con quien ya he tenido la suerte de trabajar antes en Método inocente y Lo que no se compra. Me parece una actorazo, de lo mejor que hay en este país, y espero seguir trabajando con él. El coprotagonista en principio iba a ser Luis Merlo, pero finalmente tuvo un problema de salud y no pudo participar, pero al igual que pasaba con Javi, estaba convencido de quién era el actor perfecto para ese papel y ese no era otro que Javier Mejía, actor fantástico, con quien también he tenido la oportunidad de trabajar en varias ocasiones. Ambos me parecen que realizan un trabajo estupendo y que están a la altura de lo esperado, incluso por encima”, relata el director.

En total,  una veintena de personas se han unido para poder llevar a cabo el proyecto: “En torno a unas 19 personas contando con los actores, más todas esas personas que de una forma u otra nos han ayudado. He contado, como ya es costumbre, con mi equipo habitual y con alguna incorporación nueva que nos ha reforzado aún más”.

Un rodaje que les ha llevado a escenarios como el estadio Vicente Calderón pero que aún no ha terminado: “La verdad que todavía nos queda una parte, pero lo que llevamos hasta ahora ha ido muy bien. Hubo bastante compenetración en el equipo y muy buena sintonía con los actores, también contando con la facilidad de que ya nos conocemos muy bien, pues no es la primera vez que trabajamos juntos”, detalla Pedro.

Pero, como en toda grabación, surgen imprevistos que hay que solucionar rápidamente: “El mayor problema fue la caída de Luis del reparto por ese problema de salud pero la verdad que se solventó rápidamente y muy bien con Javier Mejía, quien a los pocos días nos enteramos que es un candidato al Goya por su papel protagonista en la película Tangernación”. Con todo solventado, el estreno de Valor de un sueño se prevee “a principios de febrero para que pueda entrar en fecha en la selección de los cortometrajes finalistas del festival online notodofilmfest”.

En la entrevista del año pasado Pedro Pérez Martí nos adelantaba lo que iba a ser su siguiente corto, Método Inocente. Pasados los meses, es el mejor momento para echar la vista atrás y explicar la experiencia: “El rodaje fue genial y tuve la gran oportunidad de contar con unos actores increíbles, tuve un equipo fantástico. Tuvimos el apoyo incondicional de La Cinetera, la productora que nos apoyó desde el primer momento. La aventura de Método inocente para mí fue la experiencia más bonita que he tenido en mi carrera de cortometrajista y estaré eternamente agradecido pues tuve la posibilidad de conocer a gente que me ha sorprendido muchísimo y muy gratamente, como es el caso de Javier Cidoncha y su madre Eva Fernández, que ya son amigos más que otra cosa, o Ismael Martínez, entre otros. Método Inocente fue muy bien recibido por el público ya que se llenaron dos salas de los Multicines Alhsur. También está teniendo una gran acogida en los festivales a los que económicamente podemos enviarlo. La distribución la estamos realizando como podemos ya que no somos una gran productora ni distribuidora, un miembro del equipo de producción (Carlos Jesús) y yo nos estamos encargando de ello, para mí esa es la parte más complicada de un cortometraje”.

Tras varios cortos con los que Pedro ha comenzado su carrera artística, el cineasta ya piensa en su primer largometraje: “La verdad que ya estamos pensando en ello y nos gustaría lanzarnos en el verano de 2015, estamos con la escritura del guión y manteniendo contactos con distintos equipos técnico, artístico… para ver cómo podríamos sacarlo hacia delante, dado que ahora mismo la economía no está en buen estado, y es difícil que la gente invierta en cine. Pero, al igual que estamos cumpliendo poco a poco varios sueños, creo que este sueño de realizar un largometraje es cada día más factible”.

Sueño un poco más difícil dada la situación de la cultura en España con un IVA subido al máximo y la piratería siempre de fondo: “Personalmente, pienso que es el peor momento para dedicarse a cualquier cosa, miras a la calle o ves las noticias y te das cuenta de cómo está el país y lo que se defiende y muchas veces piensa uno es en irse de este país, pero a lo mejor esto es una época que nos abre nuevas oportunidades que tenemos que aprovechar. La verdad es que en el mundo cinematográfico nos están poniendo muchas complicaciones, vas al cine y ves las salas vacías, pero no se puede cobrar una entrada de cine a 9€ o 10€ y luego querer comprar palomitas, cenar… Se vio con la fiesta del cine como a un precio asequible la gente acude al cine, a lo mejor lo que hay que replantearse es eso, qué podemos hacer para tener salas llenas a 3€ o 4€ en lugar de salas vacías a 10€. Pero, como defiendo en Valor de un Sueño, quien algo quiere algo le cuesta y si tenemos un sueño hemos de luchar por él, nos encontraremos mil piedras en el camino pero sinceramente para mí no hay como levantarte un día a las 5 de la madrugada para ir a rodar, cada día contar distintas historias y, en definitiva, dedicarme a lo que me gusta y me apasiona”.

Esa pasión que le hace pensar ya en próximos proyectos: “La verdad que ahora estamos trabajando conjuntamente con una nueva productora de Granada, Colina Roja, que es la que coproduce Valor de un sueño y estamos preparando con ellos distintos proyectos desde una serie hasta, como he comentado anteriormente, la idea del largo, pasando por varios cortometrajes y diferentes proyectos que ya irán viendo la luz, aparte de crear mi propia productora, que está cerca de ver la luz.”

Sueños por realizar, sueños que necesitan de valor para conseguirlos “y más cuando te encuentras con una dificultad detrás de otra, un palo tras otro y tú tienes que seguir trabajando y aislarte de todo, porque sino es muy fácil hundirse, y si algo he aprendido, sobre todo de muchos actores con los que he trabajado, es que nunca hay que rendirse, que hay mejorar día a día y poco a poco pero que si tienes un sueño y una meta hay que luchar hasta conseguirlo. Creo que este corto es una lección y una ayuda para toda esa gente que muchas veces se cansa y piensa en tirar la toalla”, concluye.

Anuncios

Quiero decir que...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s