Orange Broek synthpop

Orange Broek presenta disco, de título homónimo, tras finalizar el proceso de crowdfunding por el que lo entrevistamos hace unos meses. Pere Jurado es el creador de este proyecto musical enmarcado en el synthpop y la autogestión. Hablamos con él de su nuevo LP que también se presenta, como novedad, en formato cassette. 

  • ¿Qué podemos encontrar en Orange Broek?

Del nuevo LP destacaría dos cosas. La primera es que se trata de un trabajo muy personal y segundo que es la continuación natural del EP ‘Soroll’ que lancé en septiembre. En este disco doy un repaso a toda la música que me gusta y que he escuchado desde pequeño. Es fácil encontrar referencias a los primeros Depeche Mode, a Pet Shop Boys, Mecano, Kraftwerk o dream pop de los 70/80. Este disco ha tenido también un proceso creativo muy libre, no había la presión que tuve con el EP, donde presentaba algo sin saber cómo reaccionaría el público. Esta vez me he dejado llevar por lo que a mi me gustaba.

  • Te clasificas en el synthpop, ¿qué es exactamente ese estilo de música?

Técnicamente es pop con sintetizadores y en estos momentos hay en Barcelona un movimiento muy potente de grupos synthpop como Ciudad Lineal o El Ultimo Vecino que en directo mezclan sientes con bajos, guitarras y baterías. A nivel internacional el synthpop está mucho más extendido. Hace un par de años dieron muy fuerte ‘The Mirrors’, con un estilo Kraftwerk brutal, o los ‘Hot Chip’.

  • Conseguiste la producción del disco gracias a 40 personas que colaboraron en tu crowdfunding, ¿por qué recomendarías este tipo de financiación?

El crowdfunding aquí es algo tan nuevo que casi experimentamos con él a cada campaña. Si echas un vistazo a Verkami, cada banda prueba algo para destacar. Esta manera de financiar discos ha servido para mantener viva la creatividad en un momento en que el gobierno cree que el único arte digno de ser subvencionado es el de los grandes mecenas y el comercio de grandes obras de arte. Pero en música, además, permite que la gente pague lo que pueda o quiera por la obra de un artista. Si lo piensas, 40 personas para una discográfica es poquísima gente, pero a mi me ha permitido sacar un trabajo corriendo los riesgos justos y necesarios. Son personas que han creído que este álbum valía la pena, eso es lo importante del Crowdfunding.

  • Una de las formas en que se presenta Orange Broek es en cassette, ¿por qué volver a este método de reproducción?

El cassette siempre me ha parecido entrañable. Antes que nos volviéramos locos con los iPod, el cassette permitía grabar la música de la radio, hacer tus propias listas de canciones favoritas y llevarlas encima en el walkman. Era divertido romperte los sesos para cuadrar tus canciones en 45 o 60 minutos por cara. La idea de sacar un nuevo LP en cassette (y también CD) ha sido muy meditada. Por un lado quería hacer algo que sorprendiera (y así ha sido). Por otro ofrezco la posibilidad de que la gente por 5€ se lleve un formato analógico a casa y un código de descarga del disco en MP3. Esa es la gracia de comprar el cassette.

  • Eres de los que ordenan el tracklist con un orden premeditado o aleatoriamente?

Siempre lo medito hasta que las canciones fluyen. Cuando ya tenía el tracklist cerrado, tuve que ajustar el tracklist al cassette, ya que son dos caras de 20 minutos y una de las caras duraba 7 minutos más que la otra. También el tracklist del cassette lo medité para que no hubiera nada al azar, hasta el punto que tuve que arañar segundos de cada canción recortando algunos finales o reduciendo las pausas entre canción y canción. 

  • En general, ¿qué sentimiento quieres transmitir con tus composiciones?

Mucha gente coincide que las canciones desbordan melancolía, sobretodo en el EP ‘Soroll’. En el álbum he intentado que sean algo más positivas. Soy un tío bastante optimista pese a todo. Los nuevos temas quieren transmitir que siempre hay un punto de esperanza, aun cuando todo está oscuro.

orange broek

  • ¿En qué te inspiras para componer?

Me he inspirado en historias reales de gente que conozco, pero intento cambiar las historias al máximo. Por ejemplo ‘Coco Chanel’ se inspira en la visita que hizo un amigo a casa de otra persona, allí se encontró una foto de Bob Dylan colgada en la pared. A él le gusta Dylan y le preguntó porqué tenía ese cuadro. La historia que contó es en lo que se inspira ‘Coco Chanel’. Pero también me inspiro en viviencias propias o en lo que veo. Todas las canciones tienen una cadencia propia y creo que es por mi manera de vivir Barcelona.

  • Plataformas digitales permiten escuchar discos / canciones enteras, ¿crees que es bueno para que el público se anime a comprar el disco o una forma de regalar el trabajo?

Pufff… depende. Bandcamp es una maravilla: es gratuito, puedes regalar tu trabajo si quieres o dejar que la gente pague por él lo que quiera y cuando se paga, ellos se quedan un 10%. Soroll se vendió muy bien dejando que la gente lo descargara gratis o pagando ‘la voluntad’. Esta vez he apostado por venderlo en CD, cassette y MP3 a través de Bandcamp y está funcionando. En cambio no tengo la misma opinión de spotify y deezer. No veo dónde está el negocio para el artista o discográfica y sea dicho: hay que pagar para estar ahí, no es altruista. Sólo se que todo el mundo quiere estar en spotify porque es donde hay que estar. No recuerdo en qué revista de Estados Unidos leí que para ganar el salario mínimo federal -unos $1200- hay que reproducir una sola canción 4 millones de veces.

  • En unas semanas se celebrará el Festival de Eurovisión, ¿qué canción de todas las de Orange Broek elegirías?

¿Para participar en Eurovisión? Ui, pues creo que ninguna! Eurovisión es un festival donde lo importante es el modelito o ver quien hace la cosa más rara o llamativa. La música no importa. Creo que si el Reino Unido podría llevar a Pet Shop Boys o Andorra a Madonna y quedarían fatal igual. Igualmente creo que mi música, para bien o para mal, no es muy eurovisiva que digamos. Eso si, mi favorita de este año es Austria y Conchita Wurst. Creo es que es la mejor síntesis de lo que es ahora Eurovisión.

  • ¿Tienes alguna manía antes o después de una actuación?

Soy de probarlo todo mil veces, que no quede nada al azar. Pero me estoy tomando los conciertos con mucha calma. Si algo falla, pues falla, se arregla y adelante. En Lleida en el Record Store Day lo probé todo, pero no tuve en cuenta que a la hora del concierto caería un sol de justicia. El resultado fue que la tarjeta de sonido dejó de funcionar por el calor en la última canción. Ahí sólo puedes pedir disculpas, presentar a la siguiente banda y echar unas risas para quitarle hierro.

  • Eres un artista que se autogestiona casi todas las facetas de tu carrera, ¿Cómo motivarse en esos momentos de querer dejarlo todo?

Ganas de dejarlo todo he tenido. Soy una especie de Juan Palomo para todo: tengo mi estudio de sonido, soy mi jefe y empleado y ahora además quiero hacer un poco de carrera musical, sin olvidar que me estoy sacando una carrera.  Ergo, mi modelo lógico en la música es la autogestión, aunque esta vez me está echando una mano un buen amigo que me hace de manager para los conciertos. Lo más fácil está siendo mover el disco, sea dicho. Lo envías y esperas la respuesta. Lo difícil es ganarse la vida con ello y no aspiro a hacerlo, si te digo la verdad.

Anuncios

Quiero decir que...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s