David Hernández: “CUENTOS CLÁSICOS PARA TIEMPOS MODERNOS es una obra, un cuentacuentos y un musical al mismo tiempo”

Cuentos clásicos para tiempos modernos

Los cuentos forman parte de nuestra vida, nos hacen ilusionar en la infancia y no los olvidamos nunca, pero ¿y si les damos una vuelta de tuerca? Eso hizo la escritora Lucia Etxebarría bajo el nombre de Cuentos clásicos para chicas modernas (2013) y ahora podemos ver algunos de ellos representados en las tablas del Teatro del Arte (Madrid). 

Hablamos con David Hernández que es uno de los componentes de la cooperativa que han hecho posible Cuentos clásicos para tiempos modernos, “una obra de teatro, un cuentacuentos y un musical al mismo tiempo. Es un proyecto arriesgado e innovador que surgió a raíz de la publicación de un libro escrito por Lucía Etxebarria mano a mano con su hija Allegra, de 10 años. Tras la publicación, hicimos varios cuentacuentos benéficos y, de ahí, nos plantearon la posibilidad de llevarlo a las tablas”.

Las historias nos devuelven a las historias de nuestra infancia pero de una forma muy divertida: “Están Caperucita Negra, que es gótica y se encuentra con el dilema de si ir a visitar a su abuela por el barrio pijo o por el moderno de Malasaña, donde se entretiene y le puede salir al paso el lobo punk; Ceniciento, que no soporta a sus hermanastros pijos y sueña con montar un grupo de rock y marcharse de casa; La princesa y el guisante, que es un cuento sobre la sensibilidad hacia los animales; y, La Bella durmiente, que se duerme tras electrocutarse con una guitarra eléctrica y se despierta gracias a los gritos de unos manifestantes”.

Junto a David, el resto de valientes que se han lanzado a la aventura son “Lucía Etxebarria, que, además de ser la autora y directora, también se sube a las tablas como narradora; las actrices Azucena Alonso y Merche Segura; y una gran cantante, Eva Valverde, que entró para cantar y ha terminado siendo una de las protagonistas principales porque en ella descubrimos a una actriz potencial. Azucena y yo participamos anteriormente en los cuentacuentos benéficos que organizó Lucía y quería contar con nosotros para llevarlo a las tablas. Más tarde, llegó Merche y, por último, aunque también había participado en esos cuentacuentos, vino Eva para tocar la guitarra, pero nos gustó tanto que nos la quedamos para todo lo demás”.

Las funciones comenzaron el pasado 3 de mayo y desde entonces pueden verse todos los sábados: “Está yendo muy bien. Estrenamos un 3 de mayo, en pleno puente, y teníamos mucho miedo de encontrarnos el patio de butacas vacío. Yo tenía pesadillas con eso. Pero nos sorprendimos al ver que estaba casi lleno. Además, era público real porque no conocíamos a nadie. Todos nuestros amigos estaban de puente. En la segunda función ya estábamos menos nerviosos y tuvimos aún más público. Esperamos seguir disfrutando y conseguir llenar para que sean muchos quienes se rían de la crisis con nosotros”.

Una crisis que está afectando mucho al sector cultural, por ello proyectos como éste debe contar con la fuerza y las ganas de sus emprendedores: “Es muy arriesgado, porque con los constantes ataques de este Gobierno destructor a la cultura es muy complicado sacar un proyecto adelante. El IVA del 21% es devastador. Hemos podido sacarlo adelante porque no hemos gastado nada en vestuario ni escenografía y todos vamos a taquilla. Por tanto, no vamos a perder dinero. Pero sabemos que tampoco vamos a poder ganar dinero. Hoy en día, es muy difícil dedicarse plenamente a la cultura, hay que tener un trabajo con el que compaginarlo. Es triste que un oficio tenga que convertirse en hobby y no se pueda vivir de la vocación. Todo por culpa de un Gobierno que quiere eliminar con la cultura, porque la cultura nos hace libres. No les gusta que los ciudadanos piensen por sí mismos y puedan tener una mentalidad crítica. Porque, en el momento en el que tengan una ciudadanía culta, alzarán la voz y exigirán acabar con su privilegiada posición”, sentencia David.

Cuentos clásicos para tiempos modernos es la primera obra de estos emprendedores que quieren continuar con proyectos futuros: “Todo depende de cómo se desarrolle el mes. Estaremos todos los sábados de mayo en el Teatro del Arte. Si hay público y les gusta, quedan muchos cuentos por representar en el libro de Lucía, por lo que, podría haber una segunda parte. También hay gente de otras ciudades que nos piden salir de gira, pero, si Madrid es complicado, salir fuera aún más, porque, si vamos a taquilla, entonces sí nos costará dinero. Ya no sólo no ganaremos nada, sino que nos saldrá caro. Por tanto, dependerá de que algún teatro o algún Ayuntamiento nos contrate. Soñamos mucho despiertos. Y quién sabe, quizá nos encontremos con un hada madrina que nos ayude a hacer nuestros sueños realidad“, finaliza David.

Anuncios

Quiero decir que...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s