Entrevista a José Luis Sixto, director de EXCÍTAME: el crimen de Leopold y Loeb

Nathan Leopold y Richard Loeb eran dos universitarios que asesinaron a un joven adolescente en el año 1924 con la intención de cometer el crimen perfecto. Un crimen que conmocionó al mundo y que ha sido llevado a la gran pantalla y la literatura en diversas ocasiones y que después de llenar las páginas de todos los periódicos sigue despertando interés por su crudeza.

La versión española está adaptada por Pedro Villora y Alejandro de los Santos, que también actúa en el montaje. José Luis Sixto se encarga de la dirección escénica y le entrevisto para saber más de este thriller musical basado en hechos reales.

El espectáculo es un musical creado por Stephen Dolginoff basado en la historia real de Nathan Leopold y Richard Loeb. ¿Has visto las versiones teatrales de Nueva York o Londres antes o después de dirigir la versión española? 

Parte del proceso creativo consistió en investigar la historia real del crimen de Leopold y Loeb y las diferentes obras que ha inspirado a lo largo de los años, tanto en literatura, cine, teatro o televisión. Salvo Alejandro de los Santos ninguno hemos tenido la oportunidad de ver en vivo representaciones del musical, pero si pudimos ver algunos vídeos de distintas puestas en escena de “Thrill me” en varios países. Desde el principio supimos que nuestra versión iría por un lado muy diferente al habitual y que nos alejaríamos de todo lo realizado hasta la fecha. En cualquier caso, siento mucha curiosidad por las versiones asiáticas de Japón y Corea, quizá las más elegantes de todas, y me encantaría ver la versión que está actualmente de gira en el Reino Unido.

¿Cómo fue el proceso de creación de la relación de sometimiento y pasión entre Leopold y Loeb sobre el escenario?

Siempre vimos a nuestros personajes como dos jóvenes inquietos y muy inteligentes que no habían encontrado el lugar dentro de su familia, sociedad y ambiente de la época, algo que también sucede con frecuencia hoy en día a multitud de personas. En ese sentido no son muy diferentes a nosotros, y fue desde ahí desde donde buscamos puntos en común realizando un taller de investigación de 2 meses con Alex y Marc en el que exploramos todas las facetas de los personajes. Teniendo claros los roles y el juego de influencias, la química no tardó en llegar…

Lo mejor de todo ha sido ver el proceso de transformación de cuatro grandes actores que, abandonando su zona de confort, se han acercado a los rincones más oscuros de su alma para construir personajes absolutamente lejanos a ellos.

Alejandro de los Santos, Alberto Frías (Nathan Leopold) y David Tortosa,  Marc Parejo (Richard Loeb) son los actores alternos de esta nueva temporada de Excítame. ¿Qué han aportado al montaje?

El proyecto comenzó con Alejandro de los Santos y Marc Parejo. Alejandro nos hizo crecer a todos desde el principio gracias a su pasión y aplomo, mientras que Marc nos seducía con su sentido del humor y mirada tan perversa como inocente. Con David llegaron la espontaneidad, la sexualidad y la energía oscura que terminarían de definir a nuestro Richard Loeb.  El último en llegar ha sido Alberto, quien gracias a su juventud, frescura y profesionalidad ha aportado a Nathan Leopold un aura tan absolutamente maquiavélica como infantil. Entre los cuatro forman el cóctel ideal para un asesinato perfecto.

Alejandro de los Santos y David Tortosa, Excítame
Alejandro de los Santos y David Tortosa. Foto: Manolo Pavón

Alfred Hitchcock dice en la película La Soga que “el asesinato es un arte y, como tal, el privilegio de cometerlo debería reservarse a unos pocos individuos realmente superiores”. ¿Qué relación guarda con Leopold y Loeb?

En mi opinión el asesinato no debería ser admisible en ningún contexto o situación. A todos nos atrae lo desconocido y lo prohibido, pues como seres humanos que somos nos excita el peligro y nos encanta desde que somos niños buscar (¿tentar?) los límites a los que podemos llegar. Eso es precisamente lo que les sucede a Nathan y Richard, quienes sintiendo un gran vacío e insensibilidad en sus vidas tratan de buscar la forma más “elegante, emocionante y artística” de hacer algo que les haga “volver a sentir” y de valor a su existencia.

Excítame es un musical, pero ¿podría representarse sin canciones o es una parte fundamental de la función?

Thrill me está escrito de forma que tanto música como texto forman un todo indivisible. El caso de Leopold y Loeb lógicamente se puede representar -como ya se ha hecho en el pasado- sin necesidad de música o canciones, pero precisamente lo especial de la obra de Stephen Dolginoff es lograr que la historia se cuente no sólo a través de palabras si no también de música y canciones. Todo en Excítame ayuda a que la acción avance y la historia se cuente con multitud de detalles y sorpresas. No hay nada gratuito ni superfluo.

La obra ya se representó en el Fernán Gómez el pasado septiembre.  ¿Hay cambios en el Nuevo Alcalá con la versión que vimos en otoño?

Toda debería asentarse y mejorar con el paso del tiempo, corrigiendo detalles que la experiencia de las funciones y la reacción del público ayuden a detectar. En líneas generales podríamos decir que en nuestro caso la forma será la misma que en el Fernán Gómez pero con un fondo significativamente más cuidado.

Después de tantos meses detrás de la historia del crimen de Leopold y Loeb, ¿les estás cogiendo cariño a los personajes?

A mí me resulta imposible no cogerle cariño de una forma u otra a todos los personajes de las obras en las que trabajo. Me gusta trabajar desde la cercanía, la empatía y el cariño, tratando de mimar tanto al equipo como cada detalle de la producción, buscando extraer lo mejor de cada persona y dejándome sorprender en el proceso. Los actos de Leopold y Loeb son absolutamente reprobables, pero como personajes hemos llegado a conocerles tan bien que ya forman parte de nuestra familia emocional.

La primera temporada y la gira ha recibido muy buenas críticas. ¿Algunas opiniones de espectadores que te llamaran especialmente la atención?

Las críticas que más nos emocionan son aquellas que vienen de gente a quien no le gustan los musicales y que tras ver la función nos han dicho gratamente sorprendidos que “Excítame” no parece un musical, si no una obra de teatro en la que todo está favor de la historia. Muchos son los que han destacado que nuestra propuesta es uno de los musicales más teatrales –en el mejor sentido de la palabra- que se han representado en nuestro país, alejándose de artificios y fuegos fatuos. También nos llama mucho la atención la reacción de madres (y padres) de niños pequeños que salen del teatro muy tocados por la historia fuertemente preocupados por que a sus hijos les pudiera llegar a suceder algo así. En varias ocasiones hemos tenido personas sensibles entre el público que han abandonado el teatro durante la canción “Roadster” impresionadas por lo que imaginaban que podría venir a continuación…

Recomiéndanos alguna obra que hayas visto últimamente:

Dos joyas que no deberían pasar desapercibidas: “El señor Ye ama los dragones”, maravilloso texto de Paco Bezerra dirigido con un gusto impecable por Luis Luque, y “Yernos que aman”, una obra coral muy especial escrita, dirigida e interpretada por todo un talento llamado Abel Zamora.

Anuncios

Quiero decir que...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s