UN BALCÓN CON VISTAS, el ADN marital en el Teatro Quevedo

¿Somos sinceros con nuestra pareja? ¿Vemos en los demás lo que no vemos en nosotros mismos? Un balcón con vistas estrena temporada en el Teatro Quevedo  tras pasar por cuatro salas madrileñas: Azarte, El Sol de York, Teatro Lara y Pequeño Teatro Gran Vía, cosa que no entiendo pues si fuera programador de una sala la tendría fija en mi cartelera y no la dejaría escapar.

Cris pone un anuncio para alquilar una habitación. Se busca chico simpático y atractivo. Y ahí que va Diego. Pero también llega Abel, el ex de Cris, a recoger sus cosas. Y comienza el enredo, pero aún queda lo mejor, llega Luna, la novia de Diego. Dos parejas imperfectas con muchas manías que nos descubren qué es eso del ADN marital.

Laura Molpeceres escribe y dirige un texto divertido, ligero y alocado, donde predominan los giros en la acción. Unos giros con los que vamos viendo como encajan todas las piezas en un guión escrito para hacer una buena comedia y pasar un buen rato, sin complicaciones. Me quedo con la frase que alude al título de la obra “desde el balcón se ve el exterior pero no lo que tenemos detrás”, en clara alusión a nuestra falta de autoanálisis.

un balcon con vistas

Esther Rivas es Cris, maniática y algo alocada que decide poner un anuncio para darle celos a su ex novio. La actriz te arranca las carcajadas con cada intervención al límite dejándonos ver la paranoia de su personaje.

David Tortosa es Abel, el ex novio que vuelve a casa de Cris para recoger sus cosas. Se encuentra un lío en el que decide participar porque le va la marcha. Es el típico hombre del que toda mujer se enamoraría aunque sepas que no te hace ningún bien.

Rubén Martínez es Diego, un psicólogo que está escribiendo un libro para el que necesita analizar las casas de las personas, por eso se presenta al anuncio de Cris. Es un buen analizador de los comportamientos humanos pero quizás no sabe ver en sí mismo lo que puede ver en los demás.

Cristina Soria es Luna, la perfecta novia de Diego que necesita un par de copas de vino para contar la verdad su relación. Genial la interpretación de Cristina, sobre todo en las primeras escenas en las que el personaje está ebrio. Sin olvidar el momento twerking. Es el último personaje en salir a escena pero arrasa.

un balcon con vistas teatro

El salón de la casa de Cris es el único escenario en todo el montaje. Un salón que no se puede pisar con los zapatos de calle y vigilado constantemente por los dos peces de plástico de la pecera. Una escenografía mínima pero útil que consigue trasladarnos a ese balcón con vistas gracias al juego de luces.

Un balcón con vistas es una comedia sobre la imperfección de las parejas y nuestro empecinamiento por encajar piezas que se obstruyen. Recomendable tanto para parejas como solteros y público de casi todas las edades. Un acierto de Laura Molpeceres, tanto en texto como en dirección, de la que espero esté ya escribiendo su próximo montaje teatral.

Texto y dirección: Laura Molpeceres
Reparto: Rubén Martínez , Esther Rivas, Cristina Soria, David Tortosa y Jorge Cremades (cover de Abel)
Producción: Manderlight

Teatro Quevedo: viernes, sábados y domingos hasta el 6 de marzo

 

 

 

Anuncios

Quiero decir que...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s