Tú también puedes ir a la cárcel

Sí. Tú también puedes ir a la cárcel. ¿Qué dices? ¿Por qué? Porque todos podemos enloquecer en cualquier momento llevados por la ira, la rabia o la sed de venganza. Me estás dando miedo. No, solo digo que no veas la cárcel como un lugar donde van los granujas o los más fríos asesinos. También hay sitio para ti, para un ladrón de guante blanco o para un evasor de impuestos.

Los días iguales de cuando fuimos malas nos abre las puertas de una de las muchas prisiones para mujeres. Allí podemos ver una monja condenada por robar bebés para dárselos a otras familias, a una inocente mula de la droga, a una gitana que sobrevive al destierro familiar, una funcionaria con sueños de bailarina y la escritora, el personaje más enigmático a la par que importante, ya que es la que nos relata la historia. El personaje de la escritora tiene mucho parecido con la propia autora del libro, Inma López Silva. Ellas son las protagonistas de la novela pero “vendrán otras que las sustituirán y dormirán en colchones que todavía guardan el calor de las anteriores”.

El pecado de Sor Mercedes fue creer que era suya la decisión de quién era madre y quién no. Robó los recién nacidos a chicas pobres para entregárselos a familias acomodadas con las que ella pensaba que el niño tendría una mejor vida. Su condena terrenal son 20 años de cárcel pero la del alma le pesará toda la vida. Ha aprendido a convivir con la amargura y el dolor de saber que ya no tiene sentido salir de la cárcel.

portada Los días iguales de cuando fuimos malas de Inma lopez SilvaValentina es lo opuesto a la monja: es la más joven, tiene ilusión por un futuro fuera de la cárcel y le han privado del derecho de ser madre. Sale de Colombia por un futuro mejor para su bebé pero lo que no sabe es que se está convirtiendo en una mula de la droga, por lo que es detenida e ingresada en prisión.

La mejor amiga de la colombiana en prisión es Margot, antes llamada Rebeca, una gitana a la que obligaron a casar con 14 años. Cuando tuvo a su hijo fue apartada de él y desterrada de por vida por la familia. ¿Como se supera eso? Ella lo ha intentado sobrellevar con la droga y ejerciendo la prostitución para ganar dinero pero la pena del destierro, sobre todo de su hijo, la ahoga en vida.

Algo que me ha sorprendido de la novela es la amabilidad de los funcionarios con las presas, algo a lo que no estamos acostumbrados en películas o series carcelarias. Xabier, el trabajador social, y Laura, la funcionaria de prisiones, tratan a las chicas lo mejor que pueden para hacer su estancia más llevadera. Laura era una aspirante a bailarina que decide cambiar de vida y apostar por las prisiones, donde ella sabe que podría haber acabado en un momento de su vida. Parece una presa más pero sus delitos no están en el Código penal.

Alrededor de ellas hay un personaje enigmático que apunta todo lo que ve en su libreta. Es Inma, la escritora, cuyo delito es un misterio en la mayor parte del libro hasta que se nos revela que fue un homicidio en grado de tentativa, un ¿justificado? arranque, un ataque de bipolaridad.  Y, ¿quién puede asegurar que no le va a suceder eso en algún momento de su vida? Tú también puedes ir a la cárcel.

Los días iguales de cuando fuimos malas es una novela carcelaria que trata con amabilidad lo que le ocurre a cinco mujeres protagonistas de la prisión gallega de A Lama. Recomendable para todo el público adulto y para los amantes de las letras españolas. Una novela bien escrita, bien documentada y narrada a buen ritmo, con un final que no he llegado a entender del todo así que podemos debatirlo cuando queráis.

Inma López Silva la conocimos en 1996 con la novela Neve en abril, y más tarde confirmó su nombre ganando premios importantes de las letras gallegas: el Premio Xerais por Concubinas (2002) y el Premio Blanco Amor por Memoria de ciudades sin luz (2008). A estos le siguieron los relatos Rosas, corvos e cancións y Tinta, la novela cómica No quiero ser Doris Gray, New York New York y Maternosofía. Hasta que el año pasado publicó Aqueles dias en que eramos malas y el éxito de crítica y público ha conseguido que la editorial Lumen nos presente su versión en castellano.

Anuncios

Quiero decir que...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s