Crítica de EL BAR de Álex de la Iglesia - Culturon
15278
post-template-default,single,single-post,postid-15278,single-format-standard,et_monarch,collateral-product-columns-2,ajax_leftright,page_not_loaded,,qode-title-hidden,columns-4,qode-theme-ver-10.1.2,unknown,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
Crítica de El Bar de Alex de la Iglesia

Pedir un café en el bar de Álex de la Iglesia puede costarte la vida

Álex de la Iglesia vuelve al cine de humor negro al que nos tiene acostumbrados tras Las brujas de Zurragamurdi y Mi gran noche. El bar no decepciona a los fans del director ni a los que les gusta ir al cine a ver caras conocidas. No es de sus mejores películas pero es de las mejores del cine español de este año.

La historia nos traslada a un bar del centro de Madrid con personajes bien perfilados: la dueña, el camarero, el hipster, el ejecutivo, la chica guapa o la ama de casa, entre otros. Un disparo en la calle rompe con la monotonía del bar. Es entonces cuando comienzan a pasar cosas raras en uno de los impactantes inicios a los que nos tiene acostumbrados el cineasta.

Alex de la Iglesia vuelve a tirar de actores habituales en sus últimas cintas como Terele Pávez, Mario Casas o Blanca Suárez para contarnos una historia claustrofóbica pero que mantiene la tensión hasta el minuto final. Algunas críticas que he leído dicen que la película confirma la creatividad descendiente del director, pero el arte es cuestión de gustos.

El Bar encierra a rostros habituales

Carmen Machi nos vuelve a deslumbrar con su vis cómica-dramática. Blanca Suárez y Mario Casas cumplen bien el papel de ganchos para el público joven, mientras Secun de la Rosa y Jaime Ordoñez hacen una notable interpretación. Terele Pávez se disfruta aunque menos minutos de los deseados en su último trabajo cinematográfico.

Aunque la localización principal de la película es un bar, este se divide en tres escenarios que van paralelos a la acción dramática. El salón principal concuerda con la primera parte de la narración, la bodega del sótano en la segunda parte y las alcantarillas en el clímax final. Las calles de Madrid son el escenario del final y los títulos de crédito.

El Bar de Álex de la Iglesia es una comedia negra que nos muestra hasta dónde estamos dispuestos a llegar por salvar nuestra vida en una sociedad en la que no hay pan para todos. La cinta tuvo su estreno mundial en la Berlinale y en España se pudo ver por primera vez en el Festival de Málaga.

Pedir un café en el bar de Álex de la Iglesia puede costarte la vida
5 (100%) 2 votes

Pin It on Pinterest

Shares
Share This