LA HABITACIÓN, el amor no tiene límites
9857
post-template-default,single,single-post,postid-9857,single-format-standard,et_monarch,collateral-product-columns-2,ajax_leftright,page_not_loaded,,qode-title-hidden,columns-4,qode-theme-ver-10.1.2,unknown,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

LA HABITACIÓN, el amor no tiene límites

La he visto tarde. Unas semanas después de que Brie Larson consiguiera el Oscar a mejor actriz y el niño Jacob Tremblay encandilara a todo Hollywood. Ahora he comprobado que todo es merecido. Los dos intérpretes te magnetizan a través de la pantalla del cine y te clavan su historia en el corazón.

Jack cumple 5 años y ayuda a su madre a preparar su tarta. La cocina está al lado de la bañera, y del water y de la cama. El espacio es muy pequeño. Están en una habitación. Poco a poco vamos conociendo detalles escabrosos: la madre fue secuestrada con 17 años cuando su capturador le pidió ayuda para engañarla. Desde entonces han pasado 7 años y comienzas a ponerte en su piel e imaginar como estarías si eso te pasara a ti.

Los claustrofóbicos lo pasaremos mal, pero solo la primera hora porque la segunda se centra en su liberación y la adaptación al mundo real: duro para la madre e insólito para el niño que, al estar encerrado desde su nacimiento, no sabe nada de la vida, incluso no sabe bajar unos escalones.

the room

Son los pequeños detalles los que hacen creíble la historia. Cómo el niño te cuenta su nuevo mundo, cosas que nosotros no apreciamos porque las hemos visto y vivido desde que tenemos uso de razón. Es la espontaneidad del niño la que te saca unas sonrisas entre las lágrimas que provoca la historia. Lágrimas y ganas de castigar a esos monstruos que secuestran personas y los tienen hacinados entre cuatro paredes durante años, algunos sin que nunca consigan liberarse. La película te hace ponerte en la piel de la protagonista y es una situación muy desagradable.

Brie Larson ha conseguido el Oscar a mejor actriz por este papel de adolescente que privan de libertad mientras sus amigas siguen con sus vidas. Su interpretación es totalmente creíble, incluso su proceso de adaptación en su vuelta a la realidad. El niño Jacob Tremblay te enternece y emociona en cada palabra de ese magnífico guión. El mini actor se merece todos los reconocimientos y premios posibles, una auténtica revelación que esperemos nos dé muchas más alegrías.

the room 2

Los secundarios quedan poco dibujados, excepto la afable madre y su novio. Nos quedamos sin saber por qué el padre siente rechazo por el niño, ni que pasa con el secuestrador, aunque lo podemos suponer. Es una película centrada en la relación de la madre y el niño y el resto es mera decoración.

La Habitación (The Room) es un drama claustrofóbico, tenso y perturbador pero emotivo y sentimental a la vez, donde el amor prevalece entre tanta inquietud. El director consigue engancharnos con una historia en la que madre e hijo son unos supervivientes de la maldad humana. Es obligatorio verla.

 

Dirección: Lenny Abrahamson
Guión: Emma Donoghue
Reparto: Brie Larson, Jacob Tremblay, Joan Allen, William H. Macy, Megan Park, Amanda Brugel, Sean Bridgers, Joe Pingue, Chantelle Chung, Randal Edwards, Jack Fulton, Kate Drummond

LA HABITACIÓN, el amor no tiene límites
Si te ha gustado, danos unas estrellas

Pin It on Pinterest

Shares
Share This