PULVERIZA, corta pica tritura en Nave 73
7857
post-template-default,single,single-post,postid-7857,single-format-standard,et_monarch,collateral-product-columns-2,ajax_leftright,page_not_loaded,,qode-title-hidden,columns-4,qode-theme-ver-10.1.2,unknown,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
CARTEL-PULVERIZA

PULVERIZA, corta pica tritura en Nave 73

Hacía tiempo que quería ver al Abel Zamora autor y director después de descubrirlo como actor en ¿A quién te llevarías a una isla desierta?. Muchos teatreros me recomendaron Los yernos que aman y me hablaban de Abel como una de las grandes dramaturgos contemporáneos. Ahora he podido comprobar que tienen razón.

Cuatro hermanas y un varón son encontrados carbonizados en un sótano de la localidad de Techo del Palomar. ¿Cómo murieron? ¿Quién era el hombre? Los vecinos al ver las llamas no hicieron nada por ayudar, seguro que quizás hasta disfrutaron. Ahora podemos conocer la verdad.

Abel Zamora escribe y dirige un texto terrorífico y con mucho humor que bien se podría trasladar al séptimo arte en forma de corto o largometraje y convertirse en película de culto. El universo que crea el autor/director es tan adictivo como surrealista.

Aunque Marta Belenguer es la actriz que interpreta habitualmente el papel de la hermana mayor, Guadalupe, el día que vi la función era el propio Abel Zamora quién hacía este papel. Cuando repita podré disfrutar de Marta pero la interpretación de Abel me pareció magnífica, creyendo en todo momento que estaba viendo a una despiadada hermana mayor ilusionada ante su macabro plan.

Núria Herrero es Ángeles, la hermana que va en silla de ruedas después de sufrir un horrible suceso. Es igual de pérfida que Guadalupe y disfruta de todo el plan tanto o más que ella. Su sed de venganza saca la peor versión de sí misma.

María Maroto es Salomé, la soñadora hermana, enamorado de los musicales y la que desencadena el clímax final. Terrorrífica escena final con esa siniestra máscara que no tiene nada que envidiar a míticas como la de la saga Saw.

pulveriza terror

Mentxu Romero es Rosario, la más basta y fea de las hermanas. Dice sin vergüenza que es puta y que le encanta el sexo oral aunque su cuerpo esconde un secreto que la hace sentirse muy mal.

David Matarín es Aborto, el ser que vive en el sótano. Nunca ha salido de los bajos de la casa familiar y su relación con las hermanas es de sangre pero tenéis que descubrir cuál en concreto. David hace una notable interpretación de este ser entrañable que dan ganas de llevárselo a casa y darle una vida digna.

Juan Blanco es Steve, el único cuerdo de toda esta historia. Las hermanas lo secuestran por un asunto del pasado y sufre todo tipo de torturas. Tiene una escena a solas con cada hermana en la que intentará seducirlas para que lo liberen. Es el personaje por el que más empatía sentimos.

El sótano de la casa familiar de las hermanas Castaño nos sirve como único y siniestro escenario de la trama. Una localización ya de por sí siniestra, nos atemoriza con el juego de luces y sonidos que envuelven los diálogos. Momentos que provocan terror y risas por igual.

Pulveriza es una comedia de humor negro que engancha desde el primer minuto de acción hasta el último, en un final macabro en el que sentí más terror que en la mayoría de películas del género. Abel Zamora demuestra que se pueden hacer historias diferentes e interesantes en teatro. Repetiré seguro y espero una larga vida a Pulveriza, y sino que corten, piquen y trituren a los programadores.

pulveriza teatro

PULVERIZA, corta pica tritura en Nave 73
Si te ha gustado, danos unas estrellas

Pin It on Pinterest

Shares
Share This