VENENO PARA RATONES en la Pensión de las Pulgas
9435
post-template-default,single,single-post,postid-9435,single-format-standard,et_monarch,collateral-product-columns-2,ajax_leftright,page_not_loaded,,qode-title-hidden,columns-4,qode-theme-ver-10.1.2,unknown,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

VENENO PARA RATONES en la Pensión de las Pulgas

Si tenéis ratones en casa sabed que es mucho más efectivo poner veneno alrededor de un trozo de queso que la típica trampa. ¿El motivo? El ratón se lleva el veneno en las patas y lo esparce sin saberlo en su ratonera. Al poco tiempo todos mueren. Si eres pro animales olvida todo eso. Pero esto no va de ratones, va de personas, aunque bueno quizás tenemos más en común de lo que pensamos.

La Pensión de las Pulgas recibe a los tres personajes de Veneno para ratones, la segunda obra de Alberto F.Prados tras Selfie. Nunca había estado en este espacio escénico de el barrio de las Letras y, la verdad, que es un lugar increíble para introducirte de lleno en la historia. Por momentos creía que yo formaba parte de esa familia y estaba sentado en una silla del salón viendo todo.

La historia nos adentra en el hogar de Julia y su hijo Diego. Ella prepara una cena para que se conozcan su novio y su vástago. Lo que tenía que ser un acto de júbilo se convierte en una tensa situación de verdades, mentiras y secretos difíciles de ocultar.

Alberto F. Prados escribe y dirige este texto bien entrelazado donde todo tiene su porqué y vas viendo como se unen las piezas de este puzzle a medida que avanza el guión. Conocía a Alberto de su anterior obra, Selfie, y le felicito porque ha evolucionado como dramaturgo. La familia y sus secretos son temas muy presentes en sus obras.

veneno para ratones

Isabel Ampudia es Julia, una madre frágil, decaída y que dan ganas de sacarla allí. Sufres con ella y empatizas con su dolor. Recuerdo ver a personas del público llorando en algunas escenas. Isabel interpreta de forma magnífica el papel de madre sumisa con una experiencia vital dura.

Sergio Pozo es Diego, un hijo de fuerte personalidad, arrogante y despectivo con su propia madre. Lo odiarás porque verás sufrir a su madre delante de ti. No entiendes su comportamiento aunque quizás al final, cuando las cartas se pongan boca arriba, puedas llegar a comprenderlo. Vi a Sergio en Selfie y me ha gustado mucho ver que, tanto en comedia como drama, es un actor que transmite. Lo vive tanto que se le podía ver con los ojos húmedos en los aplausos finales.

Mauricio Bautista es Mau, el novio de Julia que te seduce desde el primer momento. Tiene un pasado muy próximo al de los otros dos personajes. Es el típico hombre que esconde sus más oscuros secretos bajo el traje de empresario exitoso. Mauricio magnetiza con su personaje de truhán.

Veneno para ratones es un drama familiar donde la sangre bulle a la luz de una candela. Recomendable para los amantes de las historias intensas, enérgicas y emocionales. El montaje me ha gustado mucho pero porque cuenta con un menú muy completo: buen texto, atrayentes actores y curioso escenario. Todo aderezado con una excelente elección de músicas, aumentando la tensión en los momentos más críticos.

veneno ratones pension pulgas

Dirección y texto: Alberto F. Prados
Ayudante dirección: Juanma Martínez
Reparto: Mauricio Bautista, Isabel Ampudia y Sergio Pozo
Compañía: La Lirio Teatro

VENENO PARA RATONES en la Pensión de las Pulgas
Si te ha gustado, danos unas estrellas

Pin It on Pinterest

Shares
Share This