Entrevista a Nacho López Murria, autor y director de NO ESTAMOS TOGETHER
7154
post-template-default,single,single-post,postid-7154,single-format-standard,et_monarch,collateral-product-columns-2,ajax_leftright,page_not_loaded,,qode-title-hidden,columns-4,qode-theme-ver-10.1.2,unknown,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
no estamos together Teatro

Entrevista a Nacho López Murria, autor y director de NO ESTAMOS TOGETHER

Sam y Eme son artistas y también son ex-pareja. No saben qué es más difícil, si su nueva vida separados o caer en la melancolía. Lo que sí tienen claro es que para avanzar hay que relacionarse. Los dos irán cubriendo sus necesidades, encontrándose con otros personajes de los que aprenderán que la soledad no es tan mala como nos la dibujan.

No Estamos Together llega a la capital, tras su paso por Valencia, y a pocos días del estreno hablo con Nacho López Murria, el autor y director de esta historia de humor, magia y con guiños a la música pop y el cine independiente.

¿Cómo surge la idea de la obra?

Pues la idea principal era reírse de ese momento tan dramático cuando te acaban de dejar. Ese fin del mundo tan ridículo en el que estamos y esa falsa valentía de querer decirle a tu ex pareja todo aquello que no te atreviste a decirle en su día pero que ahora eres capaz de exteriorizar  reviviendo en la nostalgia de cuando estabais juntos. De esa manera entramos directamente en la historia de los protagonistas cuando ya han dejado de estar juntos sin conocer los hechos de quién ha dejado a quién e intentando que el público no busque qué fue lo que provocó que eso sucediera, ni buscando culpables.

No estamos together se estrenó hace dos años en tu tierra, Valencia. Como afrontas el estreno en Madrid, ¿con más tranquilidad o con más nervios?

Bueno, los nervios siempre están. Y son buenos. A la hora de trabajar me siento más tranquilo, quizá porque intento darles confianza a los actores en escena,  pero como intentas estar pendiente del más mínimo detalle, a veces te cargas de nervios sin querer. Luego siempre hay cierta tensión al trabajar con actores y actrices con los que nunca has tenido oportunidad de coincidir, pero la verdad es que han puesto las cosas muy fáciles y se disfruta mucho el ambiente que se ha creado en los ensayos. Considero que es muy importante que se cree familia a la hora de trabajar y ahora que ser acerca el estreno, ya empiezo a notar cuánto voy a echar de menos a todo el equipo.

Una de las conclusiones de la obra es que la soledad no es tan mala como la pintan. ¿Por qué?

Creo que es algo educacional. Siempre nos han enseñado el concepto de “tener un buen trabajo,  una pareja, una casa y una supuesta estabilidad…”  En la obra tratamos la superación de una ruptura y de cómo los personajes no consiguen hacer borrón y cuenta nueva. A veces nos cuesta pasar ese luto y encontrar el espacio personal, a veces no es fácil. No quiero que parezca una lección, además en mi caso soy una persona muy dependiente con mi gente, pero es verdad que en estos casos deberíamos saber tomarnos unas vacaciones sentimentales… Encima somos una generación condenada al desastre pero por otro lado vivimos las cosas con más intensidad.

La música está muy presente en la función gracias al músico Maydiremay. ¿Qué importancia tiene la música en la historia?

Es uno de los detalles que le dan otra dimensión a la puesta en escena como la iluminación, el vestuario, la escenografía, el diseño del arte… Además, si jugamos con la comparativa, en el momento por el que pasan los personajes es como su banda sonora personal. Además, hemos trabajado a contrarreloj con Maydiremay y le ha dado su estilo y complementándose con el trabajazo del reparto y la puesta en escena. 

no estamos together

También se hace referencias a películas independientes como Pequeña Miss Sunshine o Juno. ¿En qué sentido?

En el sentido más referencial. Son películas de cabecera. Me fascinan las historias cotidianas con cierto surrealismo. Y creo que No estamos together tiene algo de eso, tanto en los personajes como en la manera de narrar la historia. Al igual que se ha intentado darle un tono de novela gráfica y que en ese aspecto la colaboración de Mikko y Belén Segarra ha sido crucial. 

Tras Azul #15, Manual de plantas de interior y No estamos together, ¿estás ya pensando en tu próximo texto? 

La verdad es que llevo un tiempo en el que intento tomarme las cosas que escribo de otra manera. Las fechas que me impongo no van con pretensiones a estrenar o publicar nada ahora mismo. No tengo nada claro en mente pero por otro lado quiero hacer mil cosas. Antes de dar un paso en falso siempre hay que cargarse de ilusión. Así que de momento prefiero no adelantar nada no vaya a ser que luego me tenga que tragar mis propias palabras y con expulsarlas ya tengo bastante.

En la versión valenciana de No estamos together eras uno de los protagonistas. ¿Con qué rol teatral te sientes más cómodo: actor, director o autor?

Pues no me gusta estar bajo mi dirección. Soy insoportable… Es broma. Creo que me siento muy cómodo dirigiendo. Es la típica pregunta en la que cuando te la hacen las primeras veces intentas repartir el tanto por cien por partes iguales. Pero escribir y dirigir me gusta y sobre todo pienso que es cuando más aprendo y ya he aprendido a elegir qué me gusta más.

Define en una frase a cada personaje:

Uva es la parte imaginativa y mágica de la obra y también es la que “narra” de algún modo la historia.

Eme es ternura, inteligencia pero también es dura. Una persona que siempre ha tenido las cosas claras pero que ahora está algo perdida.

Sam es un poco pedante y repelente pero hay que quererle. Parece una persona llena de rencor y aunque le cueste reconocer sus errores, está aprendiendo a saber perder.

Rafa, como bien dice él en la obra, “se adapta como un superviviente”. Es una persona que necesita tener el control de las cosas, pero no tiene ni idea de cómo hacerlo.

Julia es un intento de alma libre.  También crea cierto caos con su forma de ver las cosas en Sam, que para él es su asignatura pendiente desde el instituto.

¿Qué aporta el texto a la cartelera teatral?

Parece fácil la pregunta, pero no lo es. Creo que la propuesta juega con la intención de contar una historia de desamor, que no solemos estar tan acostumbrados a ver y quizá lo interesante que pueda llegar a ser es el empaque como ya he dicho antes, el trabajo del elenco, la música, la iluminación, la estética. Es una comedia pero también te toca el corazoncito en muchos momentos intentando ser lo más entrañable posible y buscando la conexión con el público. Sólo espero que la gente que venga disfrute tanto como hemos disfrutado nosotros haciéndola.

Recomiéndanos alguna obra que hayas visto últimamente:

Pues desde que estoy en Madrid no he podido ir a ver nada. En Valencia tuve oportunidad de ver Las amistades peligrosas en LN3 Espai Mutant.

NAVE 73 (Calle Palos de la Frontera, 5) Madrid

Estreno 4 de septiembre
Viernes y sábados a las 22:45 horas

Autor y director: Nacho López Murria
Reparto: Alba Bayarri, Aitor Caballer, Sandra Martín, José Sospedra y Ana Dachs
Producción: LAA Producciones

Entrevista a Nacho López Murria, autor y director de NO ESTAMOS TOGETHER
Si te ha gustado, danos unas estrellas

Pin It on Pinterest

Shares
Share This