Entrevista a José Gómez, director de LA HOSTERÍA DE LA POSTA
6618
post-template-default,single,single-post,postid-6618,single-format-standard,et_monarch,collateral-product-columns-2,ajax_leftright,page_not_loaded,,qode-title-hidden,columns-4,qode-theme-ver-10.1.2,unknown,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
la hostería de la posta

Entrevista a José Gómez, director de LA HOSTERÍA DE LA POSTA

La Hostería de la Posta, obra del veneciano Carlo Goldini, fue un encargo del marqués Franceso Albergati de Bolonia en 1762. Resuelta la redacción de la pieza en tan sólo siete días de marzo, se estrenó ese mismo verano en la Villa veraniega di Zola.

La versión adaptada por la compañía Venezia teatro cuenta con un reparto formado por Antonio Lafuente, Javier Lago, Ana Mayo, Julián Ortega, Chema Rodríguez y Borja Luna, todos dirigidos por José Gómez a quién entrevisto para conocer más del montaje.

Aunque el autor nos remite a una historia del siglo XVIII, ¿la versión que vemos sobre el escenario relata hechos contemporáneos?

En mi opinión todo buen clásico nos habla de hechos contemporáneos. Las circunstancias históricas y sociales definen el entorno en el que se mueven los personajes, su comportamiento y sus relaciones. Pero los sentimientos y las emociones son comunes a cualquier ser humano en cualquier sociedad y tiempo. La hostería de la Posta habla sobre algo tan contemporáneo como el derecho a elegir uno mismo el camino de su felicidad, el derecho de una mujer a decidir con quién debe casarse. El derecho del ser humano a ser libre.

¿Has representado la obra original de Carlo Goldoni tal cual u ofreces tu propia versión?

El texto está adaptado. Sí que es cierto que visto desde el prisma del siglo dieciocho, este texto es un manifiesto feminista, pero que envejeciendo en estos dos siglos, se ha convertido en un texto machista visto desde de nuestros días. La versión intenta recuperar la intención feminista que tenía Goldoni al dibujar el carácter de la Condesa Beatrice, interpretado por Ana Mayo. Hemos modificado el final conformista de la obra, pero hemos respetado mucho toda la estructura anterior. Hay sorpresa final.

¿Por qué has decidido que todos los personajes estén siempre en escena, solo apartados por los focos que les separan del acto teatral?

En mis puestas en escenas me gusta ver la presencia del actor continuamente. Por un lado me parece un ejercicio de concentración y apoyo al compañero admirable. Por otro lado, no creo en las entradas y salidas de los actores entre cajas, tengo la impresión de que la ilusión se rompe cada vez que veo salir a un personaje por un lateral sabiendo que probablemente se encuentra una pared o va al camerino. Me gusta imaginar que cuando el actor se sienta su personaje sigue viviendo y cuando se levantan de la silla actor y personaje se vuelven a fundir. Es uno de los trabajos que llevamos investigando en escena VENEZIA TEATRO, las actitudes del actor/personaje. En cada montaje los actores, en diferentes actitudes siempre están en escena. Creo que el público aprecia esta  honestidad continua del actor siempre visible.

 ¿Cómo son los personajes y cómo evolucionan en la función?

Goldoni, aunque nos sorprenda, nos plantea personajes construidos muy profundamente a nivel psicológico y de motivaciones. Podemos rastrear sus pensamientos, acciones y motivaciones utilizando las técnicas de análisis contemporáneas.

cartel hosteria posta¿Es el vestuario el elemento más importante de la puesta en escena?

No es el más importante pero sí uno de ellos. Quizá el elemento más importante de la puesta en escena es la interpretación de los actores. La manera de trabajar de VENEZIA TEATRO está en su origen en LA HOSTERÍA DE LA POSTA. Estudiamos mucho los personajes, nos sentamos mucho en mesa para poder entenderlos y luego los jugamos en escena. Nos gusta concentrarnos en buscar los procesos pequeños que hay entre ellos para que los actores aspiren a dominar cada movimiento y pensamiento. Es un reto casi imposible, pero nos gusta caminar en esa dirección. El vestuario es muy importante sí, ayuda a generar el código del montaje y potencia la lectura contemporánea de la obra. No quiero desvelar el final pero el vestuario juega un papel muy importante.

Ya estuvisteis con La hostería de la posta en el Fernan Gómez en 2012. ¿Cómo has afrontado este segundo estreno? ¿Con más tranquilidad o más nervios?

Nunca afronto un estreno con tranquilidad… Es superior a mis fuerzas. Después de todo el trabajo en los ensayos, toda la ilusión puesta, en un sólo día se acumulan las preguntas más inoportunas. ¿Funcionará? ¿Tendrá un buen recibimiento por parte del público? En los estrenos me pongo muy nervioso, me escondo, intento no estar visible para el público. No puedo estarme quieto. Es algo que intento trabajar con cada uno de ellos. Quizá es la responsabilidad de que todo salga perfecto, que no haya un sólo fallo y que el público disfrute lo que yo durante todos los ensayos. Afortunadamente el equipo de VENEZIA TEATRO es la mejor circunstancia posible para que salga todo bien. Son unos actores comprometidos y de mucha calidad actoral y humana.

 ¿Por qué debería ir el público a ver La Hostería de la Posta?

Nunca obligaré a nadie a ver un espectáculo mío… Es broma. Animaría al público madrileño a venir al Lara a ver la Hostería para conocer a una compañía joven, que tiene una manera de trabajar concreta y que quiere hacerse un hueco como compañía en el panorama teatral contemporáneo. Queremos compartir nuestra manera de ver el teatro, que el público conozca a una compañía muy joven. Y me gustaría que el público conozca nuevos textos, rescatados del pasado con una nueva visión.

¿Cómo acepta el público una historia del siglo XVIII?

Llevamos tres experiencias con textos del siglo dieciocho, junto con “La isla de los esclavos” de Marivaux y “Los desvaríos del veraneo”, también de Goldoni. No son autores muy representados en los teatros españoles a diferencia de Shakespeare. La respuesta que tenemos después de la función por parte del público es muy positiva. La gente agradece mucho conocer textos nuevos y se sorprende de lo contemporáneo de los mismos. La reflexión de temas tratados en el dieciocho son los mismos que hoy en día. Los derechos de la mujer en el caso de La hostería, o la mala gestión del poder en La isla. No importa que se escribiera hace mas de 250 años. Habla de nosotros hoy en día, y esa sensación la tiene el público que viene a ver nuestros espectáculos.

¿Alguna obra que hayas visto últimamente y le haya gustado?

Fui a ver Hedda Gabler, recientemente estrenada, con dirección de Eduardo Vasco, uno de mis maestros en la escuela que me ha enseñado mucho. Me quedé enganchado con una propuesta de actores, sencilla, elegante y muy potente. Y hay mucho que ver en escena: “Las amistades peligrosas” de Darío Facal es indispensable y hace poco viajé a Barcelona a ver el último espectáculo de Les Antonniettes, el “Somni Americá”, una compañía de la cual no me pierdo ningún espectáculo. Que por cierto hacen en la temporada que viene en el Fernán Gómez su entrada en la escena madrileña con Stockmann, que no hay que perdérselo.

[vimeo http://vimeo.com/81099096]

La Hostería de la Posta ofrecerá una función solidaria el domingo 31 de mayo por los damnificados de los terremotos de Nepal. La recaudación neta irá para la ONG Círculo de Cooperación.

Entrevista a José Gómez, director de LA HOSTERÍA DE LA POSTA
Si te ha gustado, danos unas estrellas

Pin It on Pinterest

Shares
Share This