JuanMa Pina, director de LAVAR, MARCAR Y ENTERRAR
6579
post-template-default,single,single-post,postid-6579,single-format-standard,et_monarch,collateral-product-columns-2,ajax_leftright,page_not_loaded,,qode-title-hidden,columns-4,qode-theme-ver-10.1.2,unknown,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
lavar marcar y enterrar lara

JuanMa Pina, director de LAVAR, MARCAR Y ENTERRAR

lavar marcar y enterrar lara

En un local del barrio madrileño de Malasaña, cuatro personajes se ven forzados a compartir 80 metros cuadrados durante una noche de armas sin seguro y peligrosos recuerdos. Lucas y Verónica, dos frustrados aspirantes a policía nacional, conviven durante horas con Gabriela y Fernando, ella la orgullosa dueña de la peluquería Cortacabeza y él su mejor pero más neurótico empleado.

Lavar, Marcar y Enterrar nos descubre que la venganza se sirve al calor de un secador de mano y no hay mejor defensa que un buen tinte. Entrevisto al autor y director del montaje, JuanMa Pina, para que nos explique más de esta comedia negra.

¿Cómo surge la historia de Lavar, Marcar y Enterrar?

La historia surge a partir del espacio. La peluquería Cortacabeza de Corredera Baja de San Pablo, Malasaña (Madrid) inspira la obra. A partir de ese lugar escribo el primer borrador del texto, teniendo en cuenta lo que la peluquería ofrece: su sótano, escaleras a lavacabezas, espejos, sillas… incluso su nombre. La obra se ensaya en ese espacio y ahí mismo se representa durante dos meses, fines de semana, cuando Cortacabeza está cerrada.

¿Es más comedia que thriller, al revés o una fusión?

LME es hija bastarda de varios géneros, todos mezclados sin compasión y sin miedo. Es una comedia porque todos los personajes se enfrentan a la vida y a lo que les ocurre la noche en que transcurre la historia desde la comedia pero si hubiera que elegir un color para esta comedia sería el negro. Es una comedia negra con armas, calaveras, venganzas, secuestros, maldiciones… con toda la imaginería del thriller y la serie B cinematográfica.

Danai Querol y Mario Alberto Díez han estado en las tres temporadas del montaje. ¿Cómo han evolucionado en la obra?

Mario y Danai han estado desde el primer ensayo en febrero del 2014 hasta hoy mismo cuando han asistido a un ensayo con dos actores que no comenzaron con ellos. Es un placer ver cómo trabajan a favor de la obra y de los que a ella se incorporan. Ambos la han hecho crecer y han sabido no acomodarse en sus personajes y seguirme en cada juego que les he propuesto: nuevos textos, cambios en el original, cambios en espacio o escenografía. Danai es una actriz generosa, sensible a cualquier cosa que ocurre en el escenario y muy valiente a la hora de enfrentarse a retos como el de incluir una coreografía en su cambio de personaje. Mario es increiblemente disciplinado y profesional. A partir de un gran respeto por el texto, ha construido un personaje que en cada función es éxito asegurado. Con el talento de ambos llevo aprendiendo más de un año.

Cartel-LavarMarcaryEnterrar En esta tercera temporada se ha unido Miriam Díaz Aroca y en la anterior Álex Larumbe. ¿Qué han aportado a tu texto?

Alex se incorporó en cuanto LME pasó de la peluquería al teatro. Él fue crucial para convertir un personaje que había creado junto al actor Juan Caballero para ser visto a pocos centímetros o uno que se pudiera disfrutar en un teatro para 700 butacas. Alex hizo crecer a Lucas y en cada ensayo descubre facetas de este personaje que a mí mismo me sorprenden.

Miriam es nuestra última incorporación. Antes que ella LME tuvo la suerte de contar con dos grandes actrices para el personaje de Gabi: Victoria Mora y Olga Hueso. Ellas crearon dos Gabis muy diferentes pero que mantenían el espíritu del personaje que hace meses soñé. Cuando Miriam se unió al proyecto el pasado febrero, intentamos partir de cero, descubrir en ensayos la Gabi que saldría de la piel de Miriam. Es increible lo que Miriam ha hecho.  Ha descubierto cosas que a mí mismo me han sorprendido y creo que el público que venga a ver LME se encontrará a una Miriam diferente, polifacética, con el difícil talento de alternar comedia, drama y musical. Miriam ya no puede ser un descubrimiento –desde hace mucho tiempo el público reconoce su valía y la adora- pero estoy seguro de que sí será una sorpresa. En LME Miriam hace un ¡y más difícil todavía!.

Éxito de crítica y público, ¿hay alguna opinión que te haya llamado la atención y recuerdes?

Me encantan todas las críticas. Me gusta cuando la gente habla de mis obras, incluso cuando lo hace para destacar cosas que no les ha gustado. Es mucho más doloroso el silencio. 

Eres uno de los componentes de la productora Montgomery que investiga nuevos espacios teatrales, como en la primera temporada de Lavar, Marcar y Enterrar que se representaba en la peluquería Cortacabeza. ¿Necesita el teatro seguir experimentando y no estancarse para no aburrir al espectador?

No creo que sea necesaria la experimentación para que el espectador se interese por una historia pero el teatro –como todos los artes- siempre buscará nuevos lenguajes. Siempre habrá directores, autores, actores… que intenten descubrir nuevas formas o al menos “su propia forma” de hacer teatro y en esa búsqueda, aparecerá la experimentación.

 ¿Tenéis algún proyecto nuevo en Montgomery?

Tenemos muchos, no uno. Lo difícil será elegir por cúal empezamos y conseguir la financiación necesaria para crecer en los proyectos y perseguir ese teatro con el que Montgomery sueña.

Comenzáis nueva temporada en el Teatro Lara. ¿Por qué hay que ver la función?

Porque los martes hay que hacer una parada en la semana y un secuestro siempre es un buen plan: dejarse llevar y disfrutar en un viaje al surrealismo y al Chueca de los años 80s.

¿Veremos alguna novedad con el cambio de sala de teatro?

El Lara Off consigue una mezcla de las dos temporadas anteriores. Este espacio nos permite disfrutar de los personajes a poca distancia y a la vez cuenta con las características técnicas de un teatro (luces, sonido) que mejoran la experiencia de la peluquería. El OFF del Lara es el lugar ideal para ver LME.

Además, hay dos escenas nuevas en esta tercera temporada que creo van a encantar a aquellos fans de LME que ya han visto la obra en los dos espacios anteriores.

¿Alguna obra que hayas visto últimamente y quieras recomendar?

Me encantó EL DISCO DE CRISTAL, que también se está representando en el Lara Off, y la última obra con la que Robert Lepage estuvo hace unas semanas en los Teatros del Canal: NEEDLES AND OPIUM.

ticketea

JuanMa Pina, director de LAVAR, MARCAR Y ENTERRAR
Si te ha gustado, danos unas estrellas

Pin It on Pinterest

Shares
Share This