imprenta digital

Cómo debe ser una buena imprenta digital

La imprenta digital es un concepto mucho más amplio que la impresión offset por ejemplo, y contiene varias tecnologías de impresión. La impresión de inyección de tinta y la impresión láser son dos ejemplos que conocemos muy bien en las impresoras que tenemos en casa. El mínimo común denominador entre todas estas tecnologías es el hecho de que la imagen se procesa digitalmente y se imprime en papel de forma directa o indirecta.

Vamos a hacer un poco de historia: el mundo digital se enfrenta al mundo de la impresión a finales de los años noventa. El auge real se debe a una revolución del software: con la difusión del formato pdf creado por Adobe en 1993. De esta forma, era posible imprimir imágenes uniformes creadas en diferentes dispositivos.

Las ventajas y desventajas de la imprenta digital

Costo de inicio: la impresión offset tiene la desventaja de preparar la matriz inicial. Esto tiene un costo mayor que el digital y no es posible realizar cambios en el plato una vez preparado. Sin embargo, hay que decir que los costes están cayendo más y más y la velocidad con la que se puede reemplazar la placa se ha incrementado: hasta 2010 se emplearon 6 minutos, ahora 90 segundos.

Número mínimo de copias: dado que la matriz se produce electrónicamente en impresión digital, solo se puede imprimir una copia del producto. Mientras que en el offset, el coste de preparar la placa no lo haría conveniente. Esta es una gran ventaja de lo digital: incluso puedes imprimir muy pocas copias de un libro o imprimir a pedido.

Calidad: clásicamente se dice que la calidad del offset es superior a la del digital. Hoy, solo un ojo muy experto podría distinguir entre un producto digital y un producto impreso offset.

Impresión más simple: nos despedimos del clásico proceso de impresión al que estamos acostumbrados y adoptamos un nuevo tipo de proceso, mucho más simple y expedito. Sin embargo, esto no significa que la calidad disminuya, porque la impresión digital facilita el proceso pero deja intacta la calidad del resultado final.

Envío fácil: la imprenta digital se trata esencialmente de procedimientos electrónicos particulares, que permiten enviar archivos digitales directamente a la máquina configurada para la impresión.

Rapidez: una ventaja a tener en cuenta es que el proceso de impresión digital, al no tener que hacer placas o matrices, es mucho más rápido y lleva menos tiempo que el tradicional. Además, siempre que haya un técnico capaz de verificar los datos pasados ​​por el cliente, optimizarlos y enviarlos a imprimir: no se necesitan más pasos y cifras intermedias, porque todo es lineal. Como mencioné, todo esto no excluye, sin embargo, tener un producto terminado de alta calidad, de lo contrario este tipo de impresión ya estaría muerto.

La combinación de calidad y trabajo entregado en muy poco tiempo permite que la impresión digital se califique como la impresión del futuro. Ofrece trabajos más rápidos, de calidad y, sobre todo, colores brillantes en la parte superior: estas son, en resumen, todas las ventajas que ofrece la imprenta digital.

Ni que decir tiene que, incluso en este caso, debemos confiar en profesionales reales en el sector, porque de lo contrario el resultado no será el esperado. Hay varios sitios online que ofrecen el servicio, así como varias compañías que hacen de la impresión digital su punto fuerte.

Cómo debe ser una buena imprenta digital
Una estrella da luz, pero 5 ilumina el camino a seguir

Pin It on Pinterest